Derecho al olvido global: el CNIL rechaza el recurso de Google

La lucha que enfrenta a las autoridades francesas con Google por la ampliación  del ámbito de aplicación del derecho al olvido en Internet ha vivido un nuevo capítulo en estas últimas horas.

La Commission Nationale de l’Informatique et des Libertés (CNIL) ha informado a Google que todos los enlaces suprimidos por la aplicación de esta norma en dominios europeos del motor de búsqueda debe llevarse a cabo de igual modo en el resto de localizaciones. Es decir, el CNIL vuelve a pedir al gigante tecnológico la aplicación global del derecho al olvido y rechaza el recurso presentado por Google reafirmando su orden de llevar a cabo esta práctica.

Francia pide un derecho al olvido universal

Francia y su lucha por un derecho al olvido en todo el mundo

En el CNIL se considera que la limitación a los dominios locales del buscador (Google.fr en Francia, Google.es en España, etc.) no cumple la sentencia contra Google publicada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Mayo de 2014. Desde este organismo se argumenta que al no ampliarse el ámbito de aplicación por parte de Google, el ejercicio de este derecho carece de efectividad y hace “varias los derechos reconocidos” en función del motor de búsqueda utilizado y no de la persona afectada. El escrito de este organismo se fundamenta en una premisa clara: “los Estados miembros [de la UE] garantizarán la protección de las libertades y de los derechos fundamentales de las personas físicas y, en particular, del derecho a la intimidad”.

CNIL exige un derecho al olvido global

El pasado mes de Junio desde el CNIL se instó a Google a modificar su política de aplicación del derecho al olvido digital pero los representantes de la compañía mantienen su postura desde el primer momento. Una postura que pasa por considerar suficiente el bloqueo de enlaces en las páginas de resultados de sus dominios europeos.

 

Google se mantiene firme: no al derecho al olvido global

La empresa con sede en Mountain View aún no se ha manifestado de manera oficial tras rechazarse su recurso ante la justicia francesa pero se espera que su posición se mantenga en la línea de lo expresado hace unas semanas cuando la compañía publicó un comunicado oficial negándose a aceptar lo requerido por el CNIL.

Los representantes de la compañía consideran que su forma de actuar y de tratar los contenidos bloqueados es la ideal llegando a considerar como “peligrosa” la aplicación propuesta por el regulador francés, que, por cierto, cuenta en el respaldo de la mayoría de autoridades europeas en materia de protección de datos y privacidad incluida la Agencia Española de Protección de Datos que así lo ha manifestado a través de su director.

En todas las cuestiones referentes al derecho al olvido en Internet, Google sigue las pautas marcadas por un comité de expertos (en este enlace te descubrimos a los miembros que componen este comité). Precisamente, en las conclusiones publicadas por este grupo de trabajo se recomienda de manera explicita que esta normativa se aplique de manera local rechazando su ejercicio universal.

En breve, Google deberá volver a pronunciarse sobre este asunto aceptando las peticiones del CNIL o asumiendo las correspondientes sanciones por incumplir la orden de las autoridades francesas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone