Francia presiona a Google para una aplicación global del derecho al olvido

Francia y su regulador en materia de protección de datos está presionando a Google para conseguir una aplicación global del derecho al olvido.

Europa vs. Google: posturas encontradas

UE Google y el derecho al olvido

El ámbito de aplicación del derecho al olvido está siendo uno de los principales puntos de desencuentro entre las autoridades europeas y los administradores de Google.

El GT29, en representación de los reguladores de la protección de datos de la Unión Europea, viene solicitando desde el pasado mes de Noviembre a todos los buscadores (Google, Bing, Yahoo!…) que la eliminación de enlaces se lleve a cabo en sus dominios principales -los .com- y que no se limiten solo a los resultados en las versiones locales, es decir, en el domino .es para España, .it en Italia…Según entienden los organismos de protección de datos europeos, para aplicar de manera correcta la sentencia del TJUE contra Google, y garantizar la privacidad de manera eficaz de los ciudadanos, el bloqueo en las páginas de resultados en las versiones locales es insuficiente.

(Ver Directivas del GT29 sobre la correcta aplicación del derecho al olvido).

Todo lo contrario opinan los gestores del buscador de Internet con sede en Mountain View y sus representantes legales.

David Drummond, jefe de los servicios Jurídicos de Google, ha declarado en varias ocasionas que su compañía está aplicando los mismos criterios desde que se conoció la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Mayo de 2014. Unos criterios por los que entienden que es suficiente con la eliminación de enlaces a nivel local. Una postura que está respaldada por el comité de expertos que asesora a la compañía en todo lo referente al derecho al olvido en Internet.

Los administradores del buscador más utilizado a nivel mundial siguen considerando que la aplicación de esta norma se limita a Europa y, por tanto, con la eliminación en las correspondientes versiones locales se satisfacen las solicitudes de supresión de enlaces de los ciudadanos.

(Ver Conclusiones del comité asesor de Google).

Francia exige un derecho al olvido global

CNIL exige un derecho al olvido global

Si las recomendaciones del GT29 no habían supuesta suficiente presión para un cambio en los criterios de Google, la Comisión Nacional de la Informática y las Libertades francesa (CNIL) ha decidido dar un paso más y solicitar al gigante de Internet la aplicación del derecho al olvido a nivel global bajo la amenaza de imponer sanciones económicas en caso de no hacerlo.

Desde el CNIL se considera que para que la aplicación de la norma sea realmente efectiva y cumpla con la sentencia del Tribunal de Luxemburgo, la eliminación de los enlaces en las páginas de resultados debe hacerse en todos los dominios y no solo en la versión local correspondiente. El regulador de la protección de datos en Francia ha dado un plazo de 15 días a Google para satisfacer esta petición. De no hacerlo, la compañía se expone a sanciones de hasta 150.000 euros.

Un tribunal de París ya pidió la eliminación en Google.com

La decisión del CNIL no es la primera sentencia contra Google que apunta en este sentido. Ya a finales del mes de Septiembre, el Tribunal de la Cámara de París ordenó a Google la eliminación de ciertos enlaces. El buscador cumplió con la sentencia y borró los resultados de sus páginas de resultados pero solo en su dominio .fr. El tribunal parisino ordenó a los administradores del buscador que el proceso se llevara a cabo también en su dominio principal.

Esta sentencia del Tribunal de la Cámara de París fue la primera en condenar a Google por una incorrecta aplicación del derecho al olvido.

¿Tienen base estas peticiones de CNIL?

La sentencia del TJUE en sus apartados 97 y 99 dice que las personas físicas que decidan ejercer su derecho al olvido “podrán solicitar que la información de que se trate ya no se ponga a disposición del público en general mediante su inclusión en tal lista de resultados”. Unos artículos que no inducen a pensar en que la aplicación de la norma esté limitada al buscador correspondiente al país donde se hace la solicitud.

La sentencia del Tribunal de la Cámara de París también recurría a la directiva de la protección de datos de la Unión Europa que dice que “los Estados miembros garantizarán la protección de las libertades y de los derechos fundamentales de las personas físicas y, en particular, del derecho a la intimidad”.

La solicitud del CNIL obliga a Google a tomar una decisión importante: modificar sus políticas en cuanto a la aplicación del derecho al olvido o asumir la sanción económica y trasladar el pulso a los tribunales de justicia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone