Francia pide a Google un derecho al olvido a nivel global

Se veía venir. Una de las mayores taras que presenta el derecho al olvido, tal y como lo entiende Google, es su localidad. Para el gigante de Internet, la sentencia del pasado mes de mayo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea solo se refiere a ciudadanos europeos y de esta manera solo la aplica en los enlaces con las extensiones del país europeo donde se solicita (.es para España, .pt en Portugal…). Ahora, un tribunal francés ha emitido una sentencia donde obliga al motor de búsqueda de los de Mountain View a aplicar esta normativa a nivel global y para todas sus extensiones.

Hace unas pocas semanas, el Tribunal de la Cámara de París ordenó a Google Francia a eliminar ciertos enlaces de sus páginas de resultados en virtud del derecho al olvido. El buscador, cumplió con la sentencia pero limitándose solo a suprimir los enlaces en Google.fr, es decir, solo en su filial francesa. Ahora, este mismo tribunal ha sancionado a Google por considerar que esta medida es insuficiente y condena a la compañía a aplicar la medida a todas sus extensiones y a pagar una sanción por cada día de retraso en llevar a cabo la resolución.

Esta sentencia del Tribunal parisino se convierte en la primera sanción a Google por no aplicar de manera correcta el derecho al olvido. Y eso que desde el momento en que se hizo publica la sentancia del TJUE el pasado mes de mayo, la mayoría de juristas y expertos ya destacaba que la aplicación solo a nivel europeo parecía insuficiente.

Si se une el artículo 1 de la directiva de protección de datos europea donde se dice que “Los Estados miembros garantizarán, con arreglo a las disposiciones de la presente Directiva, la protección de las libertades y de los derechos fundamentales de las personas físicas y, en particular, del derecho a la intimidad en lo que respecta al tratamiento de los datos personales“ con los apartados 97 y 99 de la propia sentencia del TJUE donse se asegura que las personas físicas que ejerciten su derecho al olvido “podrán solicitar que la información de que se trate ya no se ponga a disposición del público en general mediante su inclusión en tal lista de resultados” dejaba una gran puerta abierta a una aplicación global de este derecho.

La guía que prepara el Grupo de Trabajo del Artículo 29 (GT29) deberá marcar las líneas maestras en la correcta aplicación de la sentancia del TJUE algo que no librará a Google de que distintos tribunales se manifiesten en el mismo sentido que el Tribunal de la Cámara de París.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone